Al momento de comprar

Antes de Comprar

Antes de comprar carne de cerdo, tómate un momento para considerar tus necesidades. Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Cuántas personas van a comer? El tamaño promedio de una porción de cerdo es 3 onzas de carne cocida. Comienza con 4 onzas de carne de cerdo cruda sin hueso, las cuales rinden 3 onzas de carne de cerdo cocida. Una porción de 3 onzas es aproximadamente del tamaño de una baraja de naipes.
  • ¿Cuál es la ocasión de la comida? Si el tiempo es limitado para una comida durante la semana, selecciona cortes más pequeños para una cocción más rápida como chuletas de cerdo, milanesas, cubitos o tiras. Si planeas recibir invitados para una comida en un día de fiesta y piensas preparar otros platos, considera elegir cortes más grandes que requieran una cocción lenta como los asados, los cuales que se cocinan durante varias horas y requieren poca atención.

Cerdo Bajo en Grasa

La producción moderna ha reducido el contenido de grasa en la carne de cerdo. De hecho, la carne de cerdo es un competidor importante en la categoría de carnes magras. Por ejemplo, el lomo de cerdo es tan magro como la pechuga de pollo sin piel con 2.98 gramos de grasa por cada porción de 3 onzas, lo que cumple con las directrices gubernamentales para la carne “extra magra”. Para cortes magros de carne de cerdo, busca la palabra “lomo” (loin) en la etiqueta.

Entendiendo la Etiqueta de la Carne de Cerdo

Aquí encontrarás una descripción rápida de la información que está en la etiqueta:

  1. Tipo de carne – Es lo primero que se indica en todas las etiquetas, para mostrar si el corte es de carne de cerdo, de res, de cordero o ternera.
  2. Corte primario/al por mayor – Esto especifica de qué sección del animal viene la carne. Es un buen indicador de la ternura del corte y puede ayudar al comprador a decidir qué método de cocción usar para prepararlo. Esta parte de la etiqueta puede decir paleta, lomo, pierna, etc.
  3. Corte al detal – Esto le da al comprador el nombre específico del corte más pequeño obtenido del corte primario. Esta parte de la etiqueta puede leer asado de paleta, chuleta de costilla, asado de lomo, etc.
  4. Costo – Para obtener el máximo valor por tu dinero, calcula el costo por porción. Algunos cortes sin hueso pueden parecer más costosos, pero en realidad son una mejor compra porque no estás pagando por el hueso. Costo por porción = Costo por libra / número de porciones por libra.

Síguenos

Y no te pierdas todas las novedades del #SaborSmithfield